1 de julio de 2020

CORONAVIRUS: LA SOBERANÍA DE DIOS E IMPOTENCIA DE LOS HOMBRES


Pr. Víctor Pino Gamboa*

INTRODUCCIÓN

El nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad conocida como COVID-19, ya ha invadido literalmente a todo el mundo, llegando hasta la fecha a 188 países y territorios. Es una enfermedad impredecible y de muy difícil manejo, con efectos letales y secuelas severas para quienes logran sobrevivir, para la cual hasta ahora no hay tratamiento realmente efectivo ni vacuna que permita desarrollar la inmunidad.

Los resultados finales de esta pandemia será el pasar de una «crisis sanitaria a una crisis económica mundial». Se espera que este flagelo llegue a su punto final lo más pronto posible, aunque dejará en la historia huellas nefastas e indelebles. Seguramente un mundo diferente, con formas de vida distintas a las que esta humanidad había delineado hasta hace poco tiempo. Los expertos en diversas áreas llegan a la conclusión que «un regreso a la normalidad como era la vida a principios de 2020 todavía está muy lejos. Incluso cuando se alivien las restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia de COVID-19, el coronavirus seguirá afectando nuestras vidas de muchas maneras». (1)

La aparición de una pandemia de estas características mortales y terribles consecuencias, apenas cabía en la mente fantasiosa de los cineastas de películas catastróficas como «Contagio» (2011) y «Virus» (2013), o en algunas predicciones genéricas de analistas como Bill Gates, quien en 2015 afirmaba «que la próxima “catástrofe mundial” sería una epidemia». (2) De la noche a la mañana, la humanidad se vio envuelta en una situación impredecible. De improviso, la humanidad despertó para ver cómo esta plaga se extendía en semanas e invadía el mundo, salvo algunos poquísimos países que aún no han reportado contagiados ni víctimas mortales. (3) Según fuentes oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el momento, más de quince millones de personas se han infectado con este nuevo coronavirus y más de 600 mil han perdido la vida en todo el planeta. Estas cifras oficiales son compiladas y publicadas en tiempo real por la Universidad Johns Hopkins, a través de un mapa interactivo. (4)


I. LA SOBERANÍA DE DIOS Y LA PANDEMIA MUNDIAL

1. Dios siempre ha anticipado la ejecución de su voluntad soberana.


El pueblo hebreo tiene el testimonio en el Antiguo Testamento. Ellos recibieron la revelación escrita de Dios llamada «Sagradas Escrituras». Pero también Dios reveló el Nuevo Testamento. Cristo mismo vino a confirmar el Antiguo Testamento. Jesús, como hombre y como ciudadano judío vino a vivir en esta tierra de acuerdo al Antiguo Testamento (Antiguo Pacto). Con su sangre derramada en la cruz del Calvario selló el Nuevo Pacto, es decir, el Nuevo Testamento. Es así como el Soberano Dios ha puesto al alcance de la humanidad toda su revelación escrita en la Biblia o Sagradas Escrituras.

2. El Creador del Universo y Creador del hombre.

Dios, a través de toda la historia no ha guardado, ni guarda silencio. La humanidad tiene acceso a esta gloriosa revelación para leer, escuchar y entender que Dios es un Ser lleno de amor y misericordia; pero también es santo, justo y soberano en sus actos. «Jehová es tardo para la ira y grande en poder, y no tendrá por inocente al culpable…», es decir, al rebelde y obstinado (Nahum 1:3). Ha creado al hombre conforme a su imagen y semejanza. Un ser inteligente y racional, con vitalidad espiritual y moral. Está hecho con la capacidad de entender y obedecer; de relacionarse con quien le hizo.

3. Dios ama al mundo (humanidad).

«Porque de tal manera amó Dios al mundo (humanidad), que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él» (Juan 3:16-17). La demostración misericordiosa del amor de Dios es el derramamiento de la sangre de su Hijo en la cruz para la redención humana (Efesios 1:7). Pero la humanidad, en general, siempre se ha mostrado obstinada y rebelde. Muchísimas veces se niega a escuchar, obedecer y servir al que le hizo y le da la vida.

4. Evidencias de la rebelión de los hombres contra Dios.

Veamos algunas evidencias de manera breve:

a) El ateísmo y el agnosticismo. A final, ambas posiciones no reconocen la presencia del Dios de la Biblia; por el contrario, coinciden en el endiosamiento del mismo hombre a través de la historia. Muchos afirman que Jesús ni siquiera existió como un personaje histórico. Menos lo reconocen como el Salvador del mundo.

b) La corrupción ética y moral. Para muchísima gente ya no existen valores, como la verdad, justicia, honradez, pureza de vida, etc. Todo es relativo, no hay verdad absoluta; cada hombre tiene su propia verdad. En lo «pragmático», el hombre puede hacer lo que quiere, si eso le hace sentirse bien, «feliz». Afirman que el fin justifica los medios. La sociedad supura en todos sus niveles. A los hombres honestos y sin tacha se les tiene que buscar con lupa o con la «lámpara del filósofo griego Diógenes», porque esa lamentable situación se ha generalizado en todas las naciones del planeta. Los designios y la verdad de Dios ya no tienen lugar (Romanos 1:18-22).


c) La «ideología de género». Suerte de pornomarxismo de tinte pansexual. Impulsora del feminismo radical, del homosexualismo ideológico, de la pedofilia como «alternativa» y del aborto como «libre disposición del cuerpo». (5) La bandera multicolor que mejor y más fácil enarbola la nueva izquierda es una ideología que promueve abiertamente el homosexualismo y el aborto, logrando aprobar leyes que legalizan estas prácticas, sobre todo en los países occidentales más liberales. Un movimiento que desnaturaliza vergonzosamente el uso del sexo. Hay hombres que ya no quieren ser hombres, sino que quieren ser mujeres; y hay mujeres que ya no quieren ser mujeres, quieren ser hombres. Existen países en donde ya se han decretado leyes para darles el gusto antinatural a los homosexuales y lesbianas. «… Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío». Así lo afirma el apóstol Pablo en su carta a los Romanos 1:20-27.

d) La prostitución sexual. Es otra práctica inmoral pandémica. Para muchas personas, «es un gran negocio y aporta dinero fácil». En estas circunstancias, ni siquiera el aislamiento social obligatorio (cuarentena), la inmovilización social obligatoria (toque de queda) o el estado de emergencia, les pueden limitar a cabalidad para practicar esta forma de vida pervertida e inmoral.

5. La sociedad humana se ha corrompido como en los días de Noé y Lot.

Voy a tomar y comentar en síntesis tres ejemplos que nos dan las Sagradas Escrituras, demostrando que Dios es soberano en sus actos sobre el buen orden, la justicia y la santidad.

a) Por causa de la homosexualidad de los hombres de Sodoma y Gomorra, Dios destruyó con azufre y fuego estas ciudades (Génesis 19:1-25).


b) Cuando Moisés subió al monte Sinaí para recibir los Diez Mandamientos, dejó solos a los israelitas durante cuarenta días y cuarenta noches. En ese lapso, el pueblo hebreo, creyendo que Moisés había muerto, se desenfrenaron y corrompieron idolatrando al becerro de oro que Aarón había hecho, a solicitud del mismo pueblo. Por esa causa, murieron en un día como tres mil personas (Éxodo 32:1-35).

c) A causa del censo del pueblo de Israel que el rey David había ordenado, murieron con la peste que Jehová envió setenta mil hombres (2 Samuel 24:15).

6. Este mundo y la forma licenciosa y fatua del vivir de sus habitantes está agotando la paciencia de Dios.

Hay personas que con razones justificadas insinúan que la plaga del coronavirus es un castigo de Dios para este mundo pecador. El patriarca Job dice: «Pero el SEÑOR está en su santo templo; el SEÑOR aún gobierna desde el cielo. Observa de cerca a cada uno y examina a cada persona sobre la tierra. El SEÑOR examina tanto a los justos como a los malvados y aborrece a los que aman la violencia. Hará llover carbones encendidos y azufre ardiente sobre los malvados, y los castigará con vientos abrasadores. Pues el SEÑOR es justo y ama la justicia; los íntegros verán su rostro» (Salmo 11:4-7, Nueva Traducción Viviente, NTV).

7. Para muchos científicos, estudiosos y analistas de todas las áreas, este mundo nunca más volverá a ser igual.

Porque sumado a este nuevo coronavirus y al cambio climático, ya nos están anticipando un futuro muy sombrío para el planeta Tierra. Dicho de otro modo: el mundo en que vivimos por algunos miles de años está llegando al final de su historia y existencia, según el mensaje profético de la Biblia.

Hay evidencias razonables según los científicos; por ejemplo, el calentamiento global está produciendo cambios climáticos en nuestro planeta: la pérdida de hielo de la Antártida y la disminución de la capa de hielo de Groenlandia han sido la causa de un aumento del nivel del mar de 14 milímetros desde 2003; (6) los glaciares tropicales de los Andes se están derritiendo con rapidez; los huracanes, terremotos y erupciones volcánicas cada vez son más frecuentes. Los científicos nos anuncian que a partir de junio habrá como 4 huracanes peligrosos en el Océano Atlántico. (7) A esto se suma una plaga de langostas que desde octubre del 2019 invade el Cuerno de África, la peor que se recuerda en décadas. Esta plaga de insectos ocupa miles de kilómetros cuadrados devorando las cosechas que encuentra a su paso, y se extiende por más de quince países, con Kenia, Somalia y Etiopía en el epicentro de la crisis. (8) Y desde el 21 de mayo de este año, una plaga de langostas amenaza con arrasar cultivos en cuatro países de Sudamérica: Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay. (9)


Todo lo que está sucediendo no es por casualidad. Todo es permitido por Dios, porque el universo está bajo el control de él, quien lo creó, y lo sostiene. Así lo afirma el patriarca Job, en el capítulo 38.

8. Las Sagradas Escrituras interpretadas por personas eruditas.

Teólogos, pastores, maestros y estudiosos de la Biblia concluyen que esta generación malvada y perversa es la última y que esta actual pandemia sería una de las señales del fin o los principios de los «dolores de parto», previos a los juicios apocalípticos de la Gran Tribulación. «Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido», enfatiza el apóstol Pablo en la carta a los Romanos 1:18-21.

9. Advertencias de Jesucristo mismo.

Cuando los discípulos de Jesús preguntaron a su Maestro sobre las señales de los tiempos finales y qué señales habrá de su venida y del fin del siglo, respondiendo Jesús, les dijo: «Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin» (Mateo 24:4-6). «Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá terremotos en muchos lugares, y habrá hambres y alborotos; principios de dolores son estos» (Marcos 13:5-8). «Habrá grandes terremotos, hambrunas y epidemias por todas partes. En el cielo ocurrirán cosas espantosas y grandes señales» (Lucas 21:11, Nueva Biblia Viva, NBV). «Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y las olas; desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas… Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca» (Lucas 21:25-26, 28).

10. El Creador y sustentador del universo, Creador del hombre y Gobernante de la historia humana, nunca estuvo en silencio.

Nunca dejó de enseñar y de advertir al hombre cómo ha de vivir en este planeta. El Soberano del universo se dio a conocer por sus atributos divinos: omnipotencia, omnipresencia, omnisciencia, etc. Nadie puede ponerse en competencia con Él. Al hombre le toca oír y obedecer. Dios, el Creador y quien sostiene el universo, tiene toda autoridad para juzgar a las naciones. «Jehová estableció en los cielos su trono. Y su reino domina sobre todos», afirma el rey David en el Salmo 103:19. Dios manifiesta su enojo por la soberbia y la pecaminosidad del hombre. Y eso es lo que está haciendo en este tiempo.

11. Los hombres somos criaturas de existencia limitada (Salmo 90:10).

Solamente Dios es eterno (Salmos 45:6; 145:13). Los hombres somos seres mortales hechos de un poco de barro (Génesis 2:7; Isaías 45:12). No podemos juzgar ni contender con nuestro Creador (Isaías 45:9, 11). Urge volvernos a Dios con fe y arrepentimiento sincero. Tenemos que admitir que cada día ha ido creciendo nuestra rebelión y burla contra Dios (lo están haciendo los ateos y satanistas). Y hemos creído que, por ser un Dios de amor, él sólo va a sonreír; pero ya está llegando el tiempo de desatar sus juicios. La Biblia nos dice que «…el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo al que recibe por hijo», puntualiza el escritor de la carta a los Hebreos, en el versículo 12:6.

12. La plaga del coronavirus causa gran preocupación.

El reconocido periodista peruano César Hildebrandt, en su editorial «Humanidad viral», dice: «La señora Merkel… anuncia que el 70% de la población mundial puede infectarse. ¿Infectarse de qué? ¿No hablamos acaso de una especie hace rato infectada por el consumismo, la irresponsabilidad social, la quiebra de la ética, el corporativismo con antifaz y porra, el asesinato como método, el encubrimiento como filosofía, el abuso como norma, la desigualdad como mandato y diosito como alucinógeno? La Tierra está harta del ser humano. Supura la Tierra enferma de antropocentrismo. El hombre es el coronavirus del planeta… La humanidad está asustada. Un virus ha puesto a pensar que la vida es frágil y quizá valiosa». (10)


II. LA IMPOTENCIA DE LOS HOMBRES ANTE LA PANDEMIA MUNDIAL

1. La aparición de la enfermedad llamada COVID-19 es la causa de urgencias sorpresivas y exigencias sobrehumanas para los científicos y profesionales de la salud.

Todo lo que está sucediendo en el mundo es una cruda y espantosa realidad. Se formulan hipótesis, se dan explicaciones sobre el origen del nuevo coronavirus. Se ha generado una carrera acelerada a nivel global para encontrar una vacuna contra esta peligrosa enfermedad. Investigadores, multinacionales farmacéuticas y gobiernos de todo el mundo aúnan esfuerzos con un único objetivo: dar con una vacuna efectiva contra el coronavirus SARS-CoV-2 lo antes posible. Para ello será necesario culminar en meses un proceso que normalmente tarda hasta 10 años en completarse. Además, habrá que buscar un modo de conseguir los recursos necesarios para suministrar la vacuna a toda la población mundial. (11) Entre tanto, tenemos que seguir esperando en la gracia y misericordia divina.

Algunos estudiosos nos dicen que jamás se ha vivido un tiempo igual a este, a pesar de que la historia registra pandemias que cobraron millones de víctimas; pero estaban focalizadas en determinados países o regiones. Por ejemplo, la peste que asoló el Imperio Bizantino, de Justiniano, entre los años 541 y 542; la peste negra, la más devastadora en la historia de la humanidad, que afectó a Europa, Asia y África en el siglo XIV y que alcanzó un punto máximo entre 1347 y 1353; la pandemia de influenza o gripe española, de 1918-1919, causada por el virus H1N1, fue la pandemia más grave de la historia reciente; se propagó principalmente en América, Europa y Asia, y se convirtió en la tercera más letal de la historia de la humanidad, debido a que mostró una tasa de mortalidad muy superior a la habitual. (12)

2. La actual pandemia de COVID-19 provocada por un nuevo coronavirus, se destaca por su rapidez de contagio.

Si una persona con esta enfermedad no guarda la distancia de dos metros, puede contagiar hasta a tres personas, (13) incluso sin presentar síntomas. De esta forma hay casos positivos que lo son, sin saberlo, y lo contagian a un número significativo de personas que estén cerca de ellos. (14) También se caracteriza por su comportamiento cambiante y diverso, afectando de manera agresiva y destructiva el organismo de los contagiados, sobre todo de las personas que forman parte de la población vulnerable (adultos mayores y con enfermedades preexistentes). (15) Esta enfermedad provoca que el sistema inmune, en su intento por defenderse, dañe también a otros órganos, además del pulmón. Recientes estudios científicos han revelado que la infección no solo posibilita el colapso de los pulmones, sino también el de otros órganos como el hígado, el cerebro y el corazón. (16)


Este virus viene afectando a las personas del mundo sin ningún tipo de distinción ni discriminación. Gobernantes, príncipes, ministros, congresistas, empresarios, deportistas, médicos, policías y personas del pueblo ya han sido víctimas de este flagelo. Los gobiernos evalúan, estudian y toman decisiones forzando a la gente a colaborar para hacer frente a esta pandemia. Pero se mira el futuro con asombro, miedo y muchas dudas. Los hombres más fuertes y poderosos resultan impotentes porque no saben qué hacer y decir ante esta cruel y dolorosa situación.

3. Propuestas para formar un «gobierno mundial» a raíz de la pandemia.

Aprovechando la crisis sanitaria mundial por la pandemia de COVID-19, líderes de algunas naciones ya están proponiendo un gobierno global o mundial. El exprimer ministro británico, Gordon Brown, propuso la conformación de un «gobierno global», que pueda enfrentar al coronavirus que continúa propagándose en el mundo. Este grupo de trabajo, según detalló, tendría una vigencia temporal y se encargaría de afrontar la crisis tanto sanitaria como financiera. (17) El pasado 25 de marzo, el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, en su discurso sobre las nuevas medidas por la pandemia del coronavirus en su país dijo: «Hoy, más que nunca, se hace necesario un liderazgo global a la altura de las circunstancias, capaz de tomar decisiones conjuntas, capaz de mirar más lejos, pensando en toda la raza humana y en el largo plazo». (18)

El 21 de marzo, durante su mensaje de solidaridad enviado a su homólogo francés, Emmanuel Macron, el presidente de China, Xi Jinping, hizo un llamado a los gobiernos del mundo para construir una «comunidad de salud común para la humanidad», ante la emergencia global por el coronavirus. (19) El 7 de abril se publicó en los medios noticiosos que expresidentes y ex primeros ministros de 70 países, así como relevantes personalidades del mundo de la economía y de las relaciones internacionales, en una carta dirigida a los Ejecutivos del Grupo de los 20 (G20), principal espacio de deliberación política y económica del mundo, exigían un liderazgo global que actúe con urgencia para evitar que el coronavirus se extienda y reaparezca en zonas vulnerables de Asia, África y Latinoamérica. (20) Y así como la de ellos, vendrán algunas otras propuestas en el futuro inmediato conforme avance el desarrollo de esta crisis sanitaria y sus consecuencias, sobre todo económicas.

Gordon Brown, fue primer ministro del Reino Unido entre el 2007 y 2010.

Y ¿quién será ese hombre con poder y cualidades para dirigir ese Gobierno Mundial? Las Sagradas Escrituras nos dicen que se levantará un líder poderoso para gobernar el mundo. El libro del profeta Daniel habla sobre este extraordinario personaje, el libro de Apocalipsis lo llama la «bestia». La Biblia nos habla de que llegará el tiempo cuando se dé el escenario en el que los seguidores y subordinados del hombre más poderoso del mundo reciban un sello para su identificación. Se está aproximando ese tiempo. El capítulo 13 de Apocalipsis nos da un número figurativo, el 666.

4. Reconocidos estudiosos y expositores de la escatología bíblica avizoran tiempos más difíciles para esta sociedad humana.

Nos hablan de las señales antes del fin para esta generación (Mateo 24:3), que estamos experimentando con mayor intensidad el principio de dolores (Mateo 24:6-8), viviendo tiempos previos al Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia (Mateo 24:44) y a la Gran Tribulación (Mateo 24:21). Enfatizan en sus prédicas o enseñanzas que «somos la última generación» a la luz del evangelio de Mateo 24:22-35. Todos ellos se basan en las señales que nuestro Señor Jesús profetizó hace más de 2000 años, estando con sus discípulos en el monte de los Olivos (Jerusalén), las cuales están descritas en los Evangelios (Mateo 24:3-8; Marcos 13:3-8 y Lucas 21:7-11). (21)


III. REPRESENTANTES RELIGIOSOS FRENTE A LA PANDEMIA MUNDIAL

1. Representantes de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.


a) Jorge Mario Bergoglio. Más conocido como el «Papa Francisco», líder máximo de la Iglesia Católica, Apostólica y Romana. No sabe qué hacer y qué decir frente a los efectos desastrosos de este nuevo coronavirus. Todo lo que ha hecho hasta ahora es oficiar una solemne misa frente al icónico crucifijo que evoca la gran peste de 1522, frente a una vacía y desértica plaza de San Pedro, en Roma, para poner fin a la pandemia. Por primera vez en la historia milenaria de la Iglesia Católica, el Papa rezó, el pasado viernes 27 de marzo, en solitario ante la inmensa plaza vacía de San Pedro y brindó una bendición extraordinaria, la Urbi et Orbi (a la ciudad y al mundo), (22) y una indulgencia plenaria universal hacia todos los fieles de la Iglesia Católica en medio de la pandemia por el coronavirus que golpea en todo el planeta. (23) Esta misa fue transmitida en vivo y en directo a nivel mundial desde la Ciudad del Vaticano.

Francisco reza por el fin del coronavirus en una Plaza de San Pedro vacía.

b) Massimo Coppo. Predicador laico católico, de la ciudad de Asís (Italia), que se hizo conocido desde 2013, cuando se le vio por primera vez en la plaza del Vaticano dando un mensaje profético, dirigido especialmente al mundo católico. Recientemente el pasado mes de marzo, desde España, declaró públicamente: «El coronavirus es solo el inicio, principio de una más grande tribulación. Jesús ha profetizado una grande tribulación antes que Él regrese». Desde una perspectiva espiritual y bíblica, enfatizó que la vacuna contra el coronavirus está en la Palabra de Dios y recitó parte del Salmo 91: «El que habita bajo la protección del Altísimo y mora a la sombra del Todopoderoso diga a Dios tú eres mi refugio y mi roca, mi Dios en quien confío. Él te librará de la red del cazador, de la peste exterminadora, el coronavirus. La Palabra de Dios es palabra de verdad… La mejor vacuna es la fe, la oración y la penitencia (arrepentimiento)». (24)

Este predicador católico laico llamó al arrepentimiento ante Dios porque esta pandemia del coronavirus es una señal de que el mundo está por entrar a la Gran Tribulación y que la Segunda venida de Cristo se acerca. ¡Qué contraste, un simple predicador laico con el actual Papa católico, la máxima autoridad de una iglesia que se considera «cristiana»!


2. Representantes de la unidad ecuménica e interreligiosa.

El Comité Superior para la Fraternidad Humana (Higher Committee of Human Fraternity, HCHF), establecido en agosto de 2019 con el fin de lograr los objetivos del «Documento sobre la Fraternidad Humana», (25) firmado el 4 de febrero de 2019 por el papa católico Francisco y el gran imán musulmán, Ahmed al-Tayyeb, convocó recientemente a los líderes religiosos y fieles de todo el mundo a un «día de ayuno, oraciones y súplicas» por el bien de toda la humanidad para el pasado jueves 14 de mayo, para que la pandemia del nuevo coronavirus llegue a su fin. A esta convocatoria se unió el papa católico Francisco, (26) así como el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), (27) máxima institución que promueve el ecumenismo entre los llamados cristianos (protestantes, católicos y ortodoxos orientales).

En el Perú, el Consejo Interreligioso del Perú - Religiones por la Paz, haciendo eco a dicha convocatoria mundial de oración, congregó a los principales líderes religiosos del país en la Plaza Mayor de Lima para «orar» por todas las víctimas de la COVID-19 y por el fin de la pandemia. El monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima y primado del Perú, estuvo presente en representación de la Iglesia Católica. Dicha ceremonia contó también con la presencia del apu Richard Rubio (Espiritualidad amazónica), la hermana Nonie Reaño (Espiritualidad hindú), David Cerpa (Fe Bahà´i), el shej Ahmed Kassen (Comunidad Islámica), el rabino Guillermo Bronstein (Comunidad Judía), el elder Guillermo Estrugo (Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, «Mormones»), el señor Edgardo Muguerza (Iglesia Adventista del 7mo. Día), el pastor Cristian Sheelje (Unión de Iglesias Cristianas Evangélicas del Perú, UNICEP) y el pastor Eduardo Concha (Concilio Nacional Evangélico del Perú, CONEP). (28)

Oración interreligiosa en la Plaza Mayor de Lima, el 14 de mayo del 2020.

Esta convocatoria del Comité Superior para la Fraternidad Mundial (HCHF) a todos los líderes religiosos del mundo, supuestamente con «propósitos espirituales», tuvo una respuesta sumisa y respetuosa de la mayoría de religiones. La concurrencia que se pudo ver en el Perú como en otros países del mundo nos da un atisbo (vislumbre) de lo que será cuando el Falso Profeta convoque a todos los líderes religiosos del mundo para conformar una sola religión universal, bajo el liderazgo de este Falso Profeta, como autoridad religiosa, y del Anticristo, como autoridad política, según lo describe el capítulo 13 del libro de Apocalipsis.

3. Representantes del Movimiento Carismático.

Constituyen un numeroso gremio de falsos «apóstoles» y «profetas» modernos. Propulsores de fabulosas herejías antibíblicas como la súper fe, la teología de la prosperidad, la visualización, rompimiento de maldiciones, sanidad de memorias, terapia regresiva, entre otras. Tomaré como ejemplo a tres de ellos:

a) Rony Chaves. Presidente y fundador del Ministerio Avance Misionero Mundial, pastor general y autoproclamado «apóstol» del Centro Mundial de Adoración, con sede en San José, Costa Rica. Reconocido por sus seguidores como el «patriarca de los patriarcas» por su trayectoria e influencia en otros ministros carismáticos. No hace mucho convocó a un ayuno internacional para el pasado 30 de marzo al 5 de abril, siete días para «protección de las naciones», ante el avance de la pandemia del nuevo coronavirus.

Su ministerio se caracteriza por el énfasis en la «restauración apostólica» para establecer el «orden apostólico» (¿Nuevo Orden Mundial?) con el fin de desplazar y anular el gobierno de Satanás y liderar la conquista de las naciones. Otra de sus herejías, ligada a la «restauración» es la «atadura de Satanás y sus demonios», además de tener prácticas antibíblicas aberrantes como la «teología de la prosperidad», «sanidad interior», entre otras.

«El así llamado “apóstol” Rony Chaves… no presenta pruebas bíblicas concretas de que el gobierno apostólico será restaurado en la Iglesia para anular el gobierno de Satanás, salvo el texto de Efesios 4:11,12 que dice: “Y el mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio…”. Si nos atenemos a las Escrituras, quien realmente anulará el gobierno de Satanás será Cristo, quien instaurará su gobierno milenario. El gobierno diabólico será anulado por el gobierno del Rey de reyes y Señor de señores, según Apocalipsis 19:11-16; 20:1-4… Rony Chaves ha constituido cientos de apóstoles para enfrentar al diablo y “anular su gobierno en el mundo”». (29)

¿Pero dónde están esos cientos de «apóstoles» para enfrentar la pandemia de COVID-19? ¡Han fracasado vergonzosamente! Ahora son objeto de burla por sus falacias e impotencia ante el avance vertiginoso de este peligroso virus.

b) Guillermo Maldonado. Pastor hondureño de la Iglesia El Rey Jesús, en la ciudad de Miami, estado de La Florida, Estados Unidos, donde congrega a miles de personas, sobre todo de origen latinoamericano. También se autoproclamó «apóstol», y es bastante cuestionado por sus doctrinas y enseñanzas antibíblicas y heréticas, así como por sus falsas profecías y «decretos» contra los desastres naturales y plagas.

En setiembre de 2017, en circunstancias en que el huracán Irma se dirigía con dirección al estado de La Florida, Guillermo Maldonado salió a ordenar para que el huracán sea desintegrado. (30) (31) (32) Pero el huracán no hizo caso de aquella orden y entró a La Florida causando muchos desastres y cuantiosas pérdidas materiales.

Recientemente, ante el avance del nuevo coronavirus en los Estados Unidos y el mundo, Maldonado también quiso hacer gala de su poder y autoridad como «apóstol». Declaró que el coronavirus estaba inactivo y paralizado y que todos los enfermos por este mortal virus eran sanados a nivel mundial. (33) Pero pese a esa declaración, sabemos que el coronavirus ha seguido contagiando y matando tanto en los Estados Unidos como alrededor del mundo. La plaga del coronavirus no se ha detenido, como si se burlara de Maldonado y de los demás «apóstoles». Después de un poco de resistencia a las autoridades de su gobierno, tuvo que cerrar su templo y clausurar varios eventos programados a nivel internacional. (34) Un tremendo fracaso para este «poderoso apóstol». Una demostración objetiva de su impotencia humana y sus fraudulentos decretos.


c) César Castellanos. Pastor colombiano, propulsor de polifacéticas herejías y prácticas antibíblicas copiadas de sus correligionarios de la «súper fe». Entre los más renombrados están: Benny Hinn, Paul Crouch, Morris Cerullo, Joel Osteen, Frederik K. C. Price, Robert Schuller, Norman Vincent Peale, E. W. Kenyon, Kenneth E. Hagin, Kenneth y Gloria Copeland, Oral Roberts, Richard Roberts, Jesse Duplantis, Dereck Prince, Robert Tilton. (35)

En cuanto a César Castellanos, voy a referirme solamente a los nombres de las doctrinas y prácticas heréticas copiadas, según lo describe el pastor mexicano Hiram Almirudis en su libro «César y Claudia Castellanos, ¿Siervos de Dios o profetas falsos?» (2006). Estos son: «teología de la prosperidad, el reino ya o teología de la reconstrucción, nómbralo y reclámalo, visualización, canalización, cartografía, viajes extra-corpóreos, rompimiento de maldiciones generacionales, sanidad interior (sanidad de las memorias, terapia regresiva), el creyente es un pequeño dios con poderes creativos, expulsión de demonios de los cristianos, conjeturas en la interpretación de la Biblia, identificación de demonios, … atadura y encadenamiento del diablo y de demonios, movilización de los ángeles, visiones, conversaciones con Dios… [no son más que] megalomanía, egolatría, pensamiento positivo...». (36)

En su libro «Sueña y ganarás el mundo» (1999), Castellanos expone la mayoría de sus doctrinas heréticas. En dicho texto está sintetizado lo que los esposos César y Claudia creen y enseñan. El modelo de los G12 y la visión celular han calado e influido fuertemente en otros pastores y líderes cristianos a nivel mundial. Sobre todo, en aquellos que están bajo el tutelaje del Movimiento Carismático, han adoptado su sistema celular, así como las otras herejías aberrantes.

No voy a ocuparme de estas variadas herejías. Solo señalaré dos:

i. Autoridad para atar a Satanás y sus demonios, y dar órdenes a los ángeles. Según Castellanos, él puede atar y ordenar a Satanás lo que ha de hacer. En su libro «Liderazgo de éxito a través de los doce» (1999), Castellanos afirma «cuando empezamos la obra en Bogotá, les enseñé a los hermanos cómo orar. Les dije: 'Ustedes van a atar los poderes demoníacos del norte, del sur, del oriente y del occidente'; cuando usted declara: 'Satanás, te ato y te encadeno', inmediatamente Dios mueve a sus ángeles guerreros y fuertes que comienzan a inmovilizar a los demonios. Un ángel del Señor toma esas palabras de autoridad, y ata a los demonios del norte; otro ángel hace lo propio con los del sur; otro con los del oriente y otro con los de occidente.» (37)

ii. Su atrevida pretensión de expandir su iglesia en el mundo. (38) Castellanos afirma que Dios está levantando actualmente una generación de líderes para entrar en la misma guerra y conquistar las naciones. Sueña con que los reinos de este mundo sean conquistados. «Soñamos que, un día no muy lejano, en todos los rincones de la tierra se hable de iglesias celulares y modelo de los doce». (39) Los apóstoles y profetas modernos, juntos con la visión celular a través de los Grupos de 12 (G12), serán los instrumentos de expansión y dominio. (40)

El Movimiento Apostólico, dirigido en Latinoamérica por Rony Chaves, como parte activa del Movimiento Carismático a nivel mundial, es el propulsor de la teología de la «restauración de todas las cosas». Pretenden tomar posesión de este mundo, junto con el G12 y la visión celular de César Castellanos, sueñan con la expansión de la Iglesia Cristiana en toda la tierra. En base a su «teología del reino presente» o «dominionismo», pretenden establecer un reino. Su pretensión fabulosa es dominar todas las áreas e instituciones de este mundo. Una vez que hayan instaurado el reino milenial, pondrán a Cristo en su trono.

La pregunta lógica es: si estos supuestos «apóstoles» y «profetas» están investidos de tanto poder y autoridad sobrenatural, ¿qué están haciendo frente a una pandemia que ya está infectando a millones de personas y matando a cientos de miles alrededor de todo el planeta?

Con su silencio sepulcral e impotencia humana quedan al descubierto sus fantásticas mentiras y su satánica soberbia. (41) ¿Se arrepentirán de sus blasfemas declaraciones? Deben hacerlo antes de que comparezcan ante el «gran trono blanco», durante el «juicio final» (Apocalipsis 20:11-15).


4. Representantes evangélicos conservadores.

a) C. S. Lewis. Richard Ramsay, en su libro «Certeza de la fe» (2006), cita al conocido teólogo y escritor inglés C. S. Lewis (1898-1963), quien «al dolor lo llama el “megáfono” de Dios para “despertar a un mundo sordo”, un instrumento terrible que nos recuerda que algo aquí anda mal. El dolor “remueve el velo” y “planta la bandera de la verdad dentro de la fortaleza del hombre rebelde”. El dolor impide que nos quedemos demasiado arraigados en este mundo y nos obliga a mirar hacia la eternidad. Nuestro Padre nos reconforta en el viaje procurándonos albergue en posadas acogedoras, pero no nos alienta a confundirlas con el hogar [celestial]». (42)

b) David Wilkerson. Pastor estadounidense, quien 1973 (hace 47 años), escribió el libro «La visión». Él escribió las visiones que Dios le dio. Algunas ya se han cumplido, otras están cumpliéndose. Si fueron revelaciones de Dios, se cumplirán todas. El 27 de abril de 2011, Dios lo llevó a su hogar celestial. En su libro, Wilkerson dice: «La forma en que las tragedias y los desastres están abatiendo a la tierra con tanta frecuencia e intensidad, sugeriría que la tierra está sufriendo dolores de parto. La Biblia dice que Dios va a crear un cielo nuevo y una tierra nueva... Dios en su amor y misericordia, está permitiendo que los desastres aflijan a la tierra como advertencia a todos los que oigan, que Jesús va a retornar, y que es hora de prepararse… Él sabe que el ser humano es duro de oído y que se requieren desastres de proporciones gigantes, sísmicas, para lograr su atención (Lucas 21:25-33) … Nada puede ocurrir en la naturaleza, o a la naturaleza, a menos que Dios lo permita. La Biblia predice que la ira de Dios va a ser derramada sobre esta tierra por medio de una naturaleza desatada, destinada a advertir a la humanidad que se avecina el juicio. La naturaleza está controlada y limitada por Dios y la misma no puede cruzar esos límites, a no ser que Dios lo permita. Dios le dijo a Job que había sido Él quien “encerró con puertas el mar, cuando se derramaba saliéndose de su seno…” (Job 38:8-41)». (43)

«La sombra del Omnipotente es mayor que toda sombra espantosa que esta era pueda proyectar. Los hijos de Dios no tienen por qué temer ningún mal… Él no ha prometido guardarnos de tener que encarar una hora de necesidad. No tenemos ninguna promesa de paz del mundo, ni de tranquilidad, seguridad o un continuo bienestar económico. Tenemos la promesa de paz y seguridad del alma y de la mente –la provisión sobrenatural para toda necesidad real– y la certeza de que nunca tendremos que mendigar el pan. Dios prefiere que todos nosotros lleguemos al nivel a que llegó el apóstol Pablo cuando dijo: “Teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Timoteo 6:8).

»El futuro tiene aspecto malo y ominoso. Pero David dijo en los Salmos: “No temeré ningún mal”. Este es hoy el mensaje para los creyentes. El futuro también está bajo su control, por lo mismo, no tenemos por qué temer. Dios lo tiene todo programado. Él sabe el momento exacto en que Cristo retornará. La tribulación final, el juicio y la batalla de Armagedón están todos en su calendario. El Dios que controla todo el cielo y la tierra ha dicho: “Las naciones le son como la gota de agua que cae del cubo, y como menudo polvo en las balanzas le son estimadas; …como nada son todas las naciones delante de él; …serán estimadas en menos que nada”» (Isaías 40:15,17). (44)


IV. LAS TERRIBLES CONSECUENCIAS DE ESTA PANDEMIA

Los expertos y analistas indican que esta pandemia viral puede traer mayores consecuencias para el mundo. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), estamos ante la peor crisis económica global desde la Gran Depresión de 1929. (45) Más de la mitad de los 3.300 millones de trabajadores del mundo corren el riesgo de perder su trabajo o sustento de vida durante este segundo trimestre de 2020, como consecuencia económica del confinamiento (cuarentena), advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT). (46) La Organización de las Naciones Unidas (ONU), anunció que esta crisis causará múltiples situaciones de hambruna de «proporciones bíblicas», sobre todo en los países más pobres de África y Latinoamérica. (47)

Los científicos también nos advierten sobre la posibilidad de que en los próximos meses pueda darse una segunda ola de esta pandemia, (48) que sería aún más desastrosa para la salud y economía del mundo. Hay precedentes en la historia de que una segunda ola causó la muerte de millones de personas, como la que sucedió en la anterior pandemia de la gripe española, durante 1918 y 1919. (49)

V. LA NECESIDAD Y URGENCIA DE VOLVER NUESTROS OJOS A DIOS

Desde una perspectiva bíblica, esta pandemia es un castigo de Dios para esta sociedad, por vivir una vida tan desordenada y corrupta, de espaldas al Creador y sustentador de todas las cosas (Proverbios 11:21; Salmos 39:11; Isaías 13:11,13; Amós 1:3,6,9,11,13; 2:1,4,6; 3:2; Judas 7). En los Estados Unidos de América un 26% de las personas describe su identidad religiosa como atea, agnóstica o ninguna en particular (50), habiendo sido una nación tradicionalmente cristiana.

Creyentes en Dios o no, todos necesitamos volver nuestros ojos al Supremo Creador con llanto y humillación sincera, con ayuno y un verdadero arrepentimiento por nuestra manera inhumana de vivir en esta tierra. Escuchemos al apóstol Pablo: «Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos» (Hechos 17:30-31).


CONCLUSIÓN

PRIMERO. El primer propósito de este artículo es recordar al hombre que es un ser evidentemente limitado, frágil e impotente; aunque tal vez le sea difícil aceptarlo. Las circunstancias en que nos ha tocado vivir están demostrando nuestra fragilidad e impotencia humana, pero también nos confronta con la necesidad de buscar la salvación en Cristo como un asunto muy importante y prioritario. Cada día estamos «cara a cara» frente a la muerte, inexorablemente si no hay medicina y una atención médica a tiempo. Pero más grave que la muerte física es la muerte espiritual, el tener que pasar a la eternidad sin esperanza y sin Dios. La Biblia nos dice: «Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos» (Hechos de los Apóstoles 4:12). El nuevo coronavirus mata solo al cuerpo; pero no puede matar al alma, según la declaración categórica de Cristo (Evangelio de Mateo 10:28). Es después del juicio final que los hombres sin arrepentimiento de sus pecados y sin fe en Jesucristo serán lanzados al lago de fuego, que es la muerte segunda (Apocalipsis 20:11-15).

1. Considero oportuno recalcar que vivir de espaldas a Dios, el dador de la vida, siempre traerá consecuencias fatales. La negación del Creador y la rebelión para aceptar su autoridad soberana traerán repercusiones eternas. La paciencia de Dios está llegando al límite de su tolerancia. Porque para mucha gente ni el castigo en cualquiera de sus formas basta para quebrar su agresividad y soberbia. El respeto por la vida humana, el respeto de los unos por los otros, se va perdiendo cada día. El desenfreno humano es tal que es difícil encontrar la diferencia entre lo bueno y lo malo, entre lo pecaminoso y lo santo, entre lo justo y lo injusto. Esta sociedad actual se parece mucho a la de los tiempos del profeta Isaías cuando exclama: «¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen a lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!» (Isaías 5:20). El apóstol Pablo describe a este tipo de sociedad como «generación maligna y perversa» (Filipenses 2:15).

2. La COVID-19, como pandemia, en corto tiempo está golpeando fuertemente a los habitantes de esta tierra. Según los informes, hasta el momento hay más de diez millones de infectados en el mundo y más de medio millón personas fallecidas. Bíblicamente, se considera que estamos frente a una pandemia como castigo por causa del pecado de la humanidad; pero también como parte de los «principios de dolores», como una de las señales previas al Arrebatamiento o Rapto de la Iglesia y la Gran Tribulación.

3. Debemos tener mucha preocupación por nuestra vida y salud física, pero sin despreocuparnos por nuestra salud espiritual. Nuestra vida física sirve mientras estamos en el cuerpo, es temporal; pero nuestra alma va a la eternidad, ya sea al lugar llamado cielo o al otro lugar llamado infierno (muerte eterna), para seguir existiendo, pero sin esperanza y sin Dios.

4. En este tiempo estamos viviendo una situación muy preocupante y peligrosa por causa de esta pandemia. Pero, según la información de instituciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otras, vendrán tiempos aún más espantosos para las naciones de este mundo.

SEGUNDO. El motivo de estas reflexiones es despertar al mundo religioso, especialmente a la facción del «cristianismo formalista y en crisis». Dios permita que despierten de su letargo e indolencia espiritual en que están sumidos la mayoría de cristianos.

1. El cristianismo, en general, no se define como una Iglesia realmente centrada en Cristo y su Palabra. Está envuelta en una grave apostasía, de la cual también debe arrepentirse por su evidente descuido y negligencia espiritual. Se ha abierto a las actuales herejías de esencia liberal y ecuménica. Existe muy poca preocupación por estudiar las Escrituras. Cristo ordenó hacerlo: «Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí» (Juan 5:39). Existe una gran ignorancia de la Biblia y sus principios fundamentales de fe, ética y moral cristiana.

2. Felizmente, existe un remanente fiel. Este remanente del cristianismo evangélico debe seguir aferrado, asido a la palabra de vida, las Sagradas Escrituras, de la misma manera como lo han venido haciendo a través del tiempo y las circunstancias, semejante al remanente fiel de Israel que no había «doblado las rodillas ante Baal» (1 Reyes 19:10,18).

3. Nuestra fidelidad honra a Dios. El rey David dice: «Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; adorad en la hermosura de la santidad» (Salmo 29:2). Y esa actitud nuestra responde al propósito para el que fuimos creados. «Todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice» (Isaías 43:7). Por eso, es tan importante vivir en santidad, limpios de pecado, manteniendo nuestro sabor y luz, en cualquiera ocasión buena o mala, en luz o en sombra. Cristo dice a la Iglesia, en el Evangelio de Mateo 5:13,14-16: «Vosotros sois la sal de la tierra… vosotros sois la luz del mundo…».

4. Es oportuno recordar que el cristianismo bíblico nada tiene que ver con los dioses y religiones de este mundo. «Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios», se enfatiza en Isaías 44:6. La humanidad necesita volverse al único y verdadero Dios, al que se ha revelado en la persona del Señor Jesucristo, en las Sagradas Escrituras y en el universo. Debe volverse a Dios, creyendo que solo Cristo es el único Redentor del mundo y Salvador personal de todo aquel que en él cree (Juan 14:6).

5. Es muy importante aceptar a Cristo para pasar de muerte a vida, asegurándose de la vida eterna (Juan 3:16-17). «Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna» (1 Juan 5:20). «Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de nuestra ignorancia, ahora manda a todos los hombres, en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos», así concluye Pablo su discurso en Atenas en Hechos de los Apóstoles 17:30-31.

6. El Altísimo y Soberano Dios nos dice: «Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. Por mí mismo hice juramento, de mi boca salió palabra de justicia, y no será revocada: Que a mí se doblará toda rodilla, y jurará toda lengua. Y se dirá de mí: Ciertamente en Jehová está la justicia y la fuerza; a él vendrán, y todos los que contra él se enardecen serán avergonzados» (Isaías 45:22-24).

TERCERO. Conviene enfatizar que la soberbia es una de las armas más usadas por Satanás para llevar a los hombres al desenfreno y la rebelión. Por este pecado, al Lucero, hijo de la mañana, Dios lo arrojó de su presencia por rebelarse contra el Altísimo Dios Omnipotente (Isaías 14:11-15).

1. Es el tiempo de que escuchemos y obedezcamos a Dios y no tengamos en poco a las autoridades constituidas por Él. Las Sagradas Escrituras nos enseñan: «Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos» (Romanos 13:1-2). Tomemos en serio el distanciamiento social o físico. Es decir, respetemos y obedezcamos las leyes, decretos y restricciones que las autoridades emitan o dispongan, porque son para nuestro bien personal, de nuestra familia y nuestra nación. ¡Hagámoslo sin resistencia y con responsabilidad!

2. La Biblia nos exhorta: «El avisado ve el mal y se esconde; más los simples pasan y reciben el daño» (Proverbios 22:3; 27:12). En esta pandemia, por ejemplo, no pocos están siendo contagiados y otros ya han muerto como víctimas del coronavirus por causa del libertinaje y rebelión. Debemos ser responsables con nosotros mismos.

3. Mis amados hermanos y amigos, hago un clamoroso llamado a reconocer y obedecer al Dios Soberano, especialmente hoy cuando estamos frente a una pandemia. Las Sagradas Escrituras nos animan: «Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar» (Isaías 55:6-7).

4. El salmista David nos recuerda: «Misericordioso y clemente es Jehová; lento para la ira, y grande en misericordia. No contenderá para siempre, ni para siempre guardará el enojo» (Salmo 103:8-9). Esperemos que Dios, por su gracia y compasión, ilumine y ayude a los responsables de la salud en el Perú y el mundo para que puedan encontrar la vacuna o el tratamiento más conveniente para vencer a esta terrible enfermedad.

5. Animo a las personas que están en el gobierno del país, a las autoridades de la salud de todos los niveles, que tengan en cuenta a Dios, el Soberano del universo, y dador de la vida. Los ciudadanos hagamos la parte que nos corresponde; esforcémonos para pasar de estas horrorosas circunstancias en las que estamos viviendo, porque «Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían» (Nahum 1:7). «… Si enviare pestilencia…; si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra», así dice el soberano Dios en 2 Crónicas 7:13, 14.


REFERENCIAS

1) Coronavirus: 12 aspectos en los que cambiará radicalmente nuestras vidas (según especialistas de la BBC). BBC News Mundo [Internet]. 2020 may 3. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-52512680

2) Coronavirus: Así predijo Bill Gates en 2015 que la próxima “catástrofe mundial” sería una epidemia”. La Vanguardia [Internet]. 2020 mar 18. Disponible en: https://www.lavanguardia.com/vida/20200318/474249805105/coronavirus-prediccion-bill-gates-2015-catastrofe-epidemia.html

3) Coronavirus en el mundo: qué países no tienen casos de COVID-19. Mundo [Internet]. 2020 may 6. Disponible en: https://www.elpais.com.uy/mundo/coronavirus-mundo-paises-casos-covid.html

4) COVID-19 Dashboard by the Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University (JHU) [Internet]. Baltimore, Maryland, EE. UU.: Johns Hopkins University. c2020 - [citado 26 junio 2020]. Disponible en: https://coronavirus.jhu.edu/map.html

5) Márquez N, Laje A. El libro negro de la nueva izquierda: ideología de género o subversión cultural. 1.ª ed. Buenos Aires, Argentina: Unión Editorial; 2016.

6) La NASA muestra el avance del deshielo de Groenlandia y Antártida en los últimos 16 años. RPP Noticias [Internet]. 2020 may 4. Disponible en: https://rpp.pe/ciencia/espacio/nasa–deshileo–de–los–polos–imagenes–muestran–el–avance–del–deshielo–de–groenlandia–y–antartida–en–los–ultimos–16–anos–noticia–1262762.

7) Expertos pronostican cuatro grandes huracanes en el Atlántico durante la temporada 2020. CNN en español [Internet]. 2020 abr 2. Disponible en: https://cnnespanol.cnn.com/2020/04/02/expertos-pronostican-cuatro-grandes-huracanes-en-el-atlatnico-como-parte-de-una-temporada-de-huracanes-de-2020/

8) La plaga de langostas que está devorando el Cuerno de África. El Orden Mundial [Internet]. 2020 mar 25. Disponible en: https://elordenmundial.com/plaga-langostas-cuerno-de-africa/

9) Cómo se movió y hacia dónde se dirige la “nube” de langostas que amenaza con arrasar cultivos en cuatro países de Sudamérica. Infobae [Internet]. 2020 jun 26. Disponible en: https://www.infobae.com/america/america-latina/2020/06/26/como-se-movio-y-hacia-donde-se-dirige-la-nube-de-langostas-que-amenaza-con-arrasar-cultivos-en-cuatro-paises-de-sudamerica/

10) Hildebrandt C. Humanidad viral. Hildebrandt en sus trece. 2020 mar 13;(483):12.

11) Carrera contra el reloj para encontrar una vacuna contra la COVID-19. National Geographic España [Internet]. 2020 may 08. Disponible en: https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/carrera-contra-reloj-para-encontrar-vacuna-contra-covid-19_15501

12) De la peste negra al coronavirus: cuáles fueron las pandemias más letales de la historia. Infobae [Internet]. 2020 mar 18. Disponible en:
https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/18/de-la-peste-negra-al-coronavirus-cuales-fueron-las-pandemias-mas-letales-de-la-historia/

13) Afectado con Covid-19 contagia a tres personas sin distancia física. Última Hora [Internet]. 2020 abr 21. Disponible en: https://www.ultimahora.com/afectado-covid-19-contagia-tres-personas-distancia-fisica-n2881116.html

14) Cohen E. Las personas contagiadas sin síntomas podrían estar impulsando la propagación del coronavirus más de lo que pensábamos. CNN en español [Internet]. 2020 mar 18. Disponible en: https://cnnespanol.cnn.com/2020/03/18/las-personas-contagiadas-sin-sintomas-podrian-estar-impulsando-la-propagacion-del-coronavirus-mas-de-lo-que-pensabamos/

15) Tartaglione J. Coronavirus: ¿por qué afecta más a adultos mayores y personas cardíacas? Télam [Internet]. 2020 mar 20. Disponible en: https://www.telam.com.ar/notas/202003/442890-coronavirus-afecta-adultos-mayores-cardiacos.html

16) De la garganta a otras partes del cuerpo: ¿a qué órganos afecta la COVID-19? La República [Internet]. 2020 abr 27. Disponible en: https://larepublica.pe/ciencia/2020/04/27/coronavirus-de-la-garganta-a-otras-partes-del-cuerpo-a-que-organos-afecta-la-covid-19/

17) Gordon Brown propone un "gobierno global" para enfrentar al coronavirus. El Intra América News [Internet]. 2020 mar 29. Disponible en: https://elintranews.com/mundo/2020/03/29/gordon-brown-propone-un-gobierno-global-para-enfrentar-al-coronavirus

18) Medina D. Discurso del Presidente Danilo Medina con nuevas medidas por la pandemia del Coronavirus. 25 de marzo de 2020. Centro de Operaciones de Emergencia de República Dominicana [Internet]. Disponible en: http://www.coe.gob.do/index.php/noticias/item/322-discurso-del-presidente-danilo-medina-con-nuevas-medidas-por-la-pandemia-del-coronavirus-25-de-marzo-de-2020

19) Martínez E. Presidente de China llama a construir una comunidad de salud común para la humanidad. 25 de marzo de 2020. El Periódico CR [Internet]. Disponible en: https://elperiodicocr.com/presidente-de-china-llama-a-construir-una-comunidad-de-salud-comun-para-la-humanidad/

20) Líderes de todo el mundo piden una respuesta común contra el virus / Carta al G20. El País [Internet]. 2020 abr 7. Disponible en: https://elpais.com/elpais/2020/04/07/opinion/1586254452_353504.html

21) Iglesia Cristiana Filadelfia JV. Coronavirus, un mensaje de Dios al mundo - Abraham Peña. [Internet]. 2020 mar 18. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=1YjVgcJC_bo

22) Qué representa el crucifijo milagroso al que el papa Francisco le rezó para frenar el coronavirus. Infobae [Internet]. 2020 mar 27. Disponible en: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/27/que-representa-el-crucifijo-milagroso-al-que-el-papa-francisco-le-rezo-para-frenar-el-coronavirus/

23) El papa Francisco otorgó una indulgencia por la pandemia del coronavirus: “Nos sorprendió una tormenta y en esta barca estamos todos”. Infobae [Internet]. 2020 mar 27. Disponible en: https://www.infobae.com/america/mundo/2020/03/27/el-papa-francisco-otorgo-una-indulgencia-universal-por-la-pandemia-del-coronavirus-en-esta-tormenta-estamos-todos

24) Elton Rey Cantautor Católico. Monje habla sobre la cura del coronavirus [Internet]. 2020 mar 14. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=hzCivDm6m-0

25) Documento sobre la fraternidad humana por la paz mundial y la convivencia común [Internet]. Ciudad del Vaticano: Oficina de Prensa de la Santa Sede; 2020 feb 4. Disponible en:
http://www.vatican.va/content/francesco/es/travels/2019/outside/documents/papa-francesco_20190204_documento-fratellanza-umana.html

26) 14 de mayo 2020: creyentes de todo el mundo rezan a Dios por el fin de la pandemia. Vatican News [Internet]. 2020 may 12. Disponible en:
https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2020-05/14-mayo-oracion-universal-creyentes-contra-pandemia-coronavirus.html

27) Zingarini L. Jornada de Oración: el CMI relanza invitación del Comité para la Fraternidad Humana El Consejo Mundial de las Iglesias ha relanzad. Vatican News [Internet]. 2020 may 8. Disponible en: https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2020-05/cmi-relanza-invitacion-comite-fraternidad-humana-jornada-oracion.html

28) Perú: líderes religiosos oran unidos por la salud. Vatican News [Internet]. 2020 may 15. Disponible en: https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2020-05/peru-lideres-religiosos-oran-unidos-por-salud.html

29) Alza E. Falsos apóstoles: extraña enseñanza de Rony Chaves sobre un “gobierno apostólico” [Internet]. Edificando la Fe. 2009 feb 10. Disponible en: http://sanosenlafe.blogspot.com/2009/02/falsos-apostoles.html

30) Apostle Guillermo Maldonado. Prayer Against Hurricane Irma [Internet]. 2017 set 7. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=Bq5ynE8I-yk

31) Evangelio Puro. Decreto de Guillermo Maldonado sobre el Huracán Irma, no se cumple [Internet]. 2017 set 13. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=2-XJEvMZvsQ

32) Ruíz Peña N. Arremeten contra Guillermo Maldonado por declarar que huracán Irma se desintegraría. Noticias Cristianas [Internet]. 2017 set 15. Disponible en: https://www.noticiacristiana.com/pastor/2017/09/guillermo-maldonado-huracan-desintegraria.html/amp

33) Evangelio Puro. La nueva profecía y decretos de Guillermo Maldonado [Internet]. 2020 mar 4. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=sCb6gWMDr20

34) Evangelio Puro. Lo que hizo Guillermo Maldonado luego de haber decretado contra el coronavirus [Internet]. 2020 mar 24. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=2liTwUPFNA4

35) Almirudis H. Cesar y Claudia Castellanos, ¿Siervos de Dios o profetas falsos? Texas, Estados Unidos de América: Hiram Almirudis; 2006. p. 31-32.

36) Almirudis H. Cesar y Claudia Castellanos, ¿Siervos de Dios o profetas falsos? Texas, Estados Unidos de América: Hiram Almirudis; 2006. p. 31.

37) Castellanos, C. Liderazgo de éxito a través de los doce, Miami, Estados Unidos de América: G12 Editores; 1999. p. 155.

38) Castellanos, C. Sueña y ganarás el mundo, Santa Fe, Bogotá, Colombia: Editorial Vilit; 1999. p. 30-32.

39) Castellanos, C. Sueña y ganarás el mundo, Santa Fe, Bogotá, Colombia: Editorial Vilit; 1999. p. 243.

40) Castellanos, C. Sueña y ganarás el mundo, Santa Fe, Bogotá, Colombia: Editorial Vilit; 1999. p. 193.

41) En defensa del Evangelio. Esta pandemia ha desenmascarado a los falsos maestros y profetas [Internet] 2020 abr 18. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=gVoPFQbsQ8Q

42) Ramsay R. Certeza de la fe. Barcelona, España: Editorial CLIE; 2006. p. 132-133.

43) Wilkerson D. La Visión. Miami, Florida, EE.UU: Editorial Vida; 1975. p. 135-136.

44) Wilkerson D. La Visión. Miami, Florida, EE.UU: Editorial Vida; 1975. p. 139, 142-143.

45) El FMI dice que la pandemia causará "la mayor crisis desde la Gran Depresión". RTVE [Internet]. 2020 abr 9 [citado 30 abril 2020]. Disponible en: https://www.rtve.es/noticias/20200409/fmi-coronavirus-gran-depresion/2011775.shtml

46) OIT: Más de la mitad de trabajadores del mundo podrían perder sus medios de subsistencia debido al coronavirus. RPP Noticias [Internet]. 2020 abril 30 [citado 30 abril 2020]. Disponible en: https://rpp.pe/economia/internacional/oit-mas-de-la-mitad-de-trabajadores-del-mundo-podrian-perder-sus-medios-de-subsistencia-debido-al-coronavirus-noticia-1262185

47) La pandemia de coronavirus causará hambrunas mundiales de ‘proporciones bíblicas’, advierte la ONU. CNN en español [Internet]. 2020 abr 22 [citado 30 abril 2020]. Disponible en: https://cnnespanol.cnn.com/2020/04/22/la-pandemia-de-coronavirus-causara-hambrunas-mundiales-de-proporciones-biblicas-advierte-la-onu

48) Multiplican advertencias sobre segunda ola del Covid-19. Gestión [Internet]. 2020 may 6 [citado 6 mayo 2020]. Disponible en: https://gestion.pe/mundo/multiplican-advertencias-sobre-segunda-ola-del-covid-19-noticia

49) La segunda ola de la gripe española fue más letal que la primera: así sucedería con el Covid-19. El Español [Internet]. 2020 abr 24 [citado 6 may 2020]. Disponible en: https://www.elespanol.com/espana/20200424/segunda-gripe-espanola-letal-primera-sucederia-covid-19/484702914_0.html

50) Crece número de estadounidenses sin afiliación religiosa. Voz de América [Internet]. 2020 Oct 17. Disponible en: https://www.voanoticias.com/estadosunidos/crece-numero-estadounidenses-no-afiliacion-religiosa

30 de enero de 2020

EL AMOR DE CRISTO NOS CONSTRIÑE… A ABUNDAR EN TODA BUENA OBRA

(2 Corintios 5:14-15; 1 Juan 3:18; 2 Corintios 9:8)


Pr. Víctor Pino Gamboa*

INTRODUCCIÓN

Amados hermanos presentes en este 20° Congreso del Concilio Internacional de Iglesias Cristianas (CIIC). Es para mí un inmenso privilegio el poder participar de este gran evento mundial, así como es muy honroso el que se me haya confiado compartir con ustedes la palabra de Dios. Con mucho respeto y gratitud saludo a cada uno de ustedes, al Presidente del CIIC, Brad Gsell, y a todos los organizadores de este Congreso Mundial.

Comenzaré tratando de definir la palabra “constreñir”. El Diccionario de la Real Academia Española lo define como “obligar, precisar, compeler por fuerza a alguien a que haga y ejecute algo”. La Biblia de Estudio John MacArthur, lo define como una “presión que es la causa de una acción”.

1. EL AMOR DE CRISTO NOS CONSTRIÑE PARA RECONOCER LA MISERICORDIA DE DIOS

1.1. “Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: Que si uno murió por todos, luego todos son muertos.” (2 Corintios 5:14).

1.2. El apóstol Pablo nos dice: “Mas cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, no por obras de justicia que nosotros habíamos hecho, mas por su misericordia nos salvó, por el lavacro de la regeneración, y de la renovación del Espíritu Santo; el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador.” (Tito 3:4-6).

1.3. El apóstol Juan enfatiza “Dios es amor” (1Juan 4:8). Es decir, que Dios es amor en su esencia. Cuando Cristo vino a la Tierra, Él encarnó el perfecto amor. Por su misericordia, la salvación del hombre fue concebida y manifestada corporalmente. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” (Juan 3:16).

1.4. En el evangelio de Lucas leemos: “Por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó de lo alto el Oriente, para dar luz á los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por camino de paz.” (Lucas 1:78-79).

“La salvación se origina en la misericordia (compasión) de Dios. El Padre planeó la salvación; el Hijo la ejecutó y el Espíritu Santo la aplica. Hay perfecta unidad en la deidad que algunos actos de redención se le atribuyen a una de las personas específicas o bien a la Deidad esencialmente”.

1.5. “El amor es el verdadero punto de contacto entre Dios y el hombre. El hombre ha sido hecho a la imagen de Dios, y la imagen de Dios es la capacidad de entrega personal. Mientras más bondadoso y amante es un hombre, mucho más se parece a Dios. Un hombre bueno prefiere a otros antes que a él; un hombre malo es egoísta”. (Ref. Everett F. Harrison, Diccionario de Teología, pág. 37).

El amor y la misericordia de Dios nos constriñe (obliga) para ser diferentes de los que no tienen, ni perciben el amor y la misericordia de Cristo. Nos toca a nosotros, de alguna manera y en alguna medida, demostrar ese amor y compasión que ignoran aquellas personas.

2. EL AMOR DE CRISTO NOS CONSTRIÑE PARA NO VIVIR PARA NOSOTROS MISMOS

2.1. “Y por todos murió (Cristo), para que los que viven, ya no vivan para sí, mas para aquel que murió y resucitó por ellos.” (2 Corintios 5:15).

2.2. Dado que Cristo murió por nosotros, también nosotros estamos muertos a nuestra vida antigua. Al igual que Pablo, ya no deberíamos vivir para agradarnos a nosotros mismos, sino pasar nuestra vida agradando a Cristo.

2.3. “Porque Cristo, cuando aún éramos flacos, á su tiempo murió por los impíos…Más Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Luego mucho más ahora, justificados en su sangre, por Él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.” (Ro. 5:6,8-10).

La conclusión justa es que no nos pertenecemos a nosotros, porque hemos sido comprados por la sangre de Cristo. “Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro ó plata; sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación.” (1 Pedro 1:18-19). Por lo tanto, ya no tenemos ningún derecho de vivir para sí, sino para aquel que nos compró.

Las tres personas de la Trinidad participaron en nuestra salvación. El Padre nos amó tanto que envió a su Hijo para que fuera el puente entre Él y nosotros. El Padre y el Hijo envían al Espíritu Santo para que llene nuestras vidas de amor y compasión. De modo que estamos capacitados para vivir para Cristo y para servir a los hombres.

2.4. Dios ha comisionado a la Iglesia la predicación del evangelio, de llevar las buenas nuevas de salvación a los perdidos. No lo harán los ángeles porque no se les ha confiado a ellos la responsabilidad (1 Pedro 1:12). Pero somos los redimidos por el Señor los que tenemos el mandato para hacerlo (Marcos 16:15-16). Nuestra responsabilidad y privilegio es servir a Cristo quien nos redimió.

2.5. “En nuestros días se habla mucho, y atinadamente, de la verticalidad y la horizontalidad del Evangelio, expresadas de manera plástica en la cruz. Un cristianismo meramente vertical, que sólo mira a Dios, no es cristianismo; y un cristianismo horizontal, que sólo mira al hombre, tampoco es cristianismo. Lo primero es mero misticismo hueco; lo segundo, filantropía humana; nada más”.

“La Palabra de Dios nos enseña a considerar al hombre en su totalidad, como un ser dotado de cuerpo y alma, inmerso ahora en la temporalidad, pero con un destino que penetra en la eternidad…Los profetas del Antiguo Testamento, inspirados por el Espíritu de Dios, no tuvieron problemas en unir los dos elementos sin esfuerzo de ninguna clase. En sus mensajes se combinan admirablemente la escatología mesiánica y la denuncia de los pecados cometidos en la sociedad de su tiempo, el llamamiento a la reconciliación con Dios y el deber de vivir conforme a los principios de su justicia”.

“Tampoco hubo problemas en la primera iglesia cristiana. En aquella gran familia de discípulos de Jesús en Jerusalén, la predicación del Evangelio y la conversión de miles de personas corrían parejas con la solicitud que los creyentes tenían por los pobres y las viudas…” (Ref. José M. Martínez y José Grau, “Iglesia, sociedad y ética cristiana”, pág. 42).

2.6. En el evangelio de Mateo 25:34-40, Cristo nos enseña sobre actos de compasión que todos podemos realizar a diario. Son gestos que no dependen de riqueza, habilidad o inteligencia, sino de simples actos de bondad. La bondad es uno de los frutos del Espíritu Santo (Gálatas 5:22). No tenemos excusa para desatender a quienes pasan necesidad, tampoco podemos decir que es responsabilidad de la Iglesia o de las instituciones del gobierno responsables del servicio social. Dios exige que atendamos las necesidades de los demás. “¿No es que partas tu pan con el hambriento, y á los pobres errantes metas en casa; que cuando vieres al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu carne?”, nos dice Isaías 58:7.

Nuestra redención costó el sacrificio de Cristo. El “Cordero de Dios” fue ofrecido en sacrificio vivo por los pecados de la humanidad. Nosotros somos parte de esa humanidad; pero ahora ya somos hijos de Dios, redimidos (rescatados) por “la sangre del Cordero de Dios” (Juan 1:29, 36; Apocalipsis 12:11), “en el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados por las riquezas de su gracia.” (Efesios 1:7).

Pero todavía hay millones de personas que viven en esta tierra que todavía están muertos en sus delitos y pecados, viviendo “sin esperanza y sin Dios en el mundo” (Efesios 2:12-13). “Dios por su grande misericordia nos ha regenerado en esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos.” (1 Pedro 1:3). Pero nuestra responsabilidad es interesarnos en la salvación de aquellas personas. Ya no podemos vivir para nosotros mismos.

2.7. El apóstol Pablo dice: “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y vivo, no ya yo, mas vive Cristo en mí: y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó, y se entregó á sí mismo por mí.” (Gálatas 2:20). Cuando el hombre acepta a Cristo como su Salvador, muere al pecado y recibe vida espiritual (Efesios 2:1-2). El “viejo hombre” del creyente queda muerto. “El nuevo hombre que es criado conforme á Dios en justicia y en santidad de verdad” (Efesios 4:22), tiene el privilegio de que Cristo more en su interior y lo capacite con el poder del Espíritu Santo para vivir en Él (Cristo).

2.8. Pablo sigue diciendo: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5:17). El cristiano es una persona nueva en su interior. El Espíritu Santo le da vida nueva y ya no es la misma de antes.

Los cristianos no somos reformados, ni rehabilitados, ni reeducados, somos recreados (una nueva creación) para vivir en unión vital con Cristo (Colosenses 2:6-7). Ahora cuando el Espíritu de Dios mora en nosotros ya no tenemos que vivir para nosotros mismos, sino para Cristo y para hacer toda buena obra.

3. EL AMOR DE CRISTO NOS CONSTRIÑE PARA ABUNDAR EN TODA BUENA OBRA

3.1. “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra.” (2 Corintios 9:8).

El tema de la generosidad se da en el contexto de la siembra y la cosecha. Se enfatiza el aspecto económico. Dios el que proveyó por amor y misericordia, el sacrificio para nuestra redención. También es Todopoderoso para suplir todas las necesidades económicas de los creyentes, a fin de que haya los recursos necesarios para toda buena obra.

3.2. “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ó por necesidad; porque Dios ama el dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra: Como está escrito: Derramó, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre. Y el que da simiente al que siembra, también dará pan para comer, y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los crecimientos de los frutos de vuestra justicia; para que estéis enriquecidos en todo para toda bondad, la cual obra por nosotros hacimiento de gracias á Dios.” (2 Corintios 9:7-11).

3.3. Las Escrituras enfatizan: “Y considerémonos los unos á los otros para provocarnos al amor y á las buenas obras.” (Hebreos 10:24); “Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de obra y en verdad.” (1 Juan 3:18).

3.4. Dios tiene preocupación por los pobres y desvalidos, porque son ellos generalmente los maltratados por los ricos. “Mas vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran á los juzgados?” (Santiago 2:6). En todos los países hay ricos y pobres. Pero en donde quiera, la mayoría es la gente de bajos recursos económicos. Pero hay advertencias para los ricos: “Guárdate que no haya en tu corazón perverso pensamiento, diciendo: Cerca está el año séptimo, el de la remisión; y tu ojo sea maligno sobre tu hermano menesteroso para no darle: que él podrá clamar contra ti á Jehová, y se te imputará á pecado. Sin falta le darás, y no sea tu corazón maligno cuando le dieres: que por ello te bendecirá Jehová tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que pusieres mano.” (Deuteronomio 15:9-10).

Demos siempre lugar al amor de Cristo para constreñirnos, a fin de abundar para toda buena obra. Enseñanza tenemos en las Sagradas Escrituras. Vivamos para las buenas obras, las evidencias de nuestra fe, serán las buenas obras. “Así también la fe, si no tuviere obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras: muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.” (Santiago 2:17-18).

Algunas personas serán ganadas para Cristo y su Reino, por nuestro cristianismo práctico; pero otros se perderán por nuestro mal testimonio. (1 Co. 10:32; 2 Co. 6:3).

El escritor francés André Gide, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1947, que se acercó al marxismo, escribe hablando del cristianismo: “Considero que a raíz de sus transacciones el cristianismo está en bancarrota. He escrito y lo creo firmemente, que si se hubiese hecho prevalecer y se hubiese llevado a la práctica las enseñanzas de Jesús, hoy no existiría el problema del comunismo y en realidad ni siquiera habría problema social”, puntualiza. (Ref. Samuel Escobar. “Dialogo entre Cristo y Marx”, pág. 19).

3.5. Ante esa evidente realidad, los hijos de Dios estamos llamados a compartir de lo que tenemos. La disposición de dar es más importante que la cantidad. Cristo alabó a la viuda que dio sus dos monedas (sus dos blancas). “Entonces llamando á sus discípulos, les dice: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca: Porque todos han echado de lo que les sobra; mas ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su alimento.” (Marcos 12:43-44).

El amor de Cristo nos constriñe para hacer buenas obras. Cuando tomemos lo que Dios nos ha dado y lo invertimos en su obra, Él nos proveerá aún más para seguir dando y haciendo buenas obras.

Las buenas obras son la evidencia de una nueva vida espiritual. “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:16).

“Teniendo vuestra conversación honesta entre los gentiles; para que, en lo que ellos murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen á Dios en el día de la visitación, estimándoos por las buenas obras.” (1 Pedro 2:12). Tenemos que vivir un cristianismo práctico.

CONCLUSIÓN

1. El amor de Cristo nos constriñe para reconocer la gracia y misericordia Dios. Como pecadores sólo merecíamos el infierno. Sin embargo, Cristo tomó nuestro lugar. “Mas Dios encarece su caridad para con nosotros, porque siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Luego mucho más ahora, justificados en su sangre, por Él seremos salvos de la ira.” (Romanos 5:8-9).

2. El amor de Cristo nos constriñe para no vivir para nosotros mismos, sino para Dios, y para los que nos necesiten: los hermanos en la fe y las demás personas que requieran nuestro servicio. “No nos cansemos, pues, de hacer bien; que á su tiempo segaremos, si no hubiéremos desmayado. Así que, entre tanto que tenemos tiempo, hagamos bien á todos, y mayormente á los domésticos de la fe.” (Gálatas 6:9-10).

3. “Y todo lo que hagáis, hacedlo de ánimo, como al Señor, y no á los hombres. Sabiendo que del Señor recibiréis la compensación de la herencia: porque al Señor Cristo servís.” (Colosenses 3:23-24).

El cristiano es una persona nueva en su interior, pero sus actos son exteriores y visibles. “Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.” (Efesios 2:10).

Esta sociedad humana está llena de una espantosa corrupción; el pecado la ha ensombrecido tanto como en los días de Noé (Mateo 24:37-39). Por eso, necesita nuestra “sal y nuestra luz”. Cristo dijo: “Vosotros sois la sal de la tierra: y si la sal se desvaneciere ¿con qué será salada? no vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada de los hombres.” (Mateo 5:13). Y continúa diciendo: “Vosotros sois la luz del mundo: una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, mas sobre el candelero, y alumbra á todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen á vuestro Padre que está en los cielos.” (Mateo 5:14-16).

El apóstol Pablo también nos exhorta: “…Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor… Para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin culpa en medio de la nación maligna y perversa, entre los cuales resplandecéis como luminares en el mundo.” (Filipenses 2:12,15).

Es imprescindible que sea Cristo quien nos constriña para reconocer siempre la gracia y misericordia de Dios. Que Cristo sea quien nos constriña para no vivir egoístamente sólo para nosotros mismos; y, qué importante es que Cristo sea quien nos constriña para vivir haciendo buenas obras delante de Dios y los hombres. Obrando, pero también viviendo en santidad.

El apóstol Pedro nos recuerda: “Por lo cual, teniendo los lomos de vuestro entendimiento ceñidos, con templanza, esperad perfectamente en la gracia que os es presentada cuando Jesucristo os es manifestado: Como hijos obedientes, no conformándoos con los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino como aquel que os ha llamado es santo, sed también vosotros santos en toda conversación: Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.” (1 Pedro 1:13-16). Es una contundente exhortación para que los cristianos procuremos en Cristo y bajo el poder del Espíritu Santo, nuestro perfeccionamiento cristiano en todas las áreas de nuestra vida cristiana.

Amados hermanos, muchas gracias por su paciencia. Que el Señor los bendiga a todos. Amén.

VIDEO:

20° CONGRESO MUNDIAL DEL CONCILIO INTERNACIONAL DE IGLESIAS CRISTIANAS (CIIC) - PUERTO MONTT, CHILE 2020

Día: Miércoles 29 de Enero.

Lugar: Coliseo de Puerto Montt (Chile).

Mensaje: “El amor de Cristo nos constriñe… para abundar en toda buena obra” (2 Corintios 5:14-15, Hebreos 10:24, 1 Juan 3:18, 2 Corintios 9:8).

Predicador: Rev. Victor Pino (Chimbote, Perú).

Véalo en: https://www.facebook.com/1004162423127910/videos/858028431300115

RADIO EVANGÉLICA BÍBLICA BBN (EEUU)



Para escuchar esta emisora haga click en el botón "Reproducir" y si no quiere escucharlo pulse en el botón "Parar".